La Caída de Yxhannar

Solo relatos literarios.

Moderadores: takelu, Alier-mim, Umli

La Caída de Yxhannar

Notapor Kwisatz Haderach » Dom Sep 28, 2008 10:27 pm

Muy buenas, aquí os pongo un pequeño relato que escribí hace un tiempo. Digamos que es una primera parte de algo más amplio (quizá sean dos o tres partes más de una longitud semejante a esta) pero que lo he dejado aparcado de momento al estar escribiendo algo bastante más largo (mucho más de hecho :D ) y he pensado dejar esta historia como apéndice final de esa historia con la que llevo años (soy vago para escribir). Espero que os guste, no es gran cosa pero por algo se empieza jejeje.

La Caída de Yxhannar

No sabemos cual es el origen de la corrupción pero conocemos sin duda cual es su objetivo final. El exterminio de toda una raza.
La nuestra.
Parece inconcebible que esa gangrena se haya mantenido oculta durante tanto tiempo, pero lo más grave de todo es la forma tan enraizada en la que se ha presentado. Ha sacudido con tanta fuerza los cimientos de nuestra civilización que ahora mismo nos encontramos al borde del colapso, hemos llegado al límite de nuestra resistencia.
Acostumbrados a ser una raza dispersa, nos disgregamos en la inmensidad del mundo con el fin de conocer hasta su último confín. Siempre nos hemos acostumbrado a viajar en pequeños grupos o en solitario, nuestros asentamientos estables son más que nada lugares de paso y de descanso. En las mayores de estas ciudades lo normal es encontrar a unos pocos millares de nuestros congéneres, en su mayoría dedicados al estudio en edificios y centros preparados para ese propósito.
Así pues no es de extrañar que no nos percatáramos de la increíble desaparición de millares y millares de nuestros compañeros y compañeras a lo largo de los siglos. Cuando una población se encuentra tan dispersa y con tan poco contacto masivo como la nuestra no se puede encontrar mejor terreno para sembrar y para cosechar.
No sabemos como se puede curar la corrupción, ni siquiera sabemos si existe dicha cura. Tampoco conocemos cuales son sus posibles medios de contagio, pero a costa de más de lo que hubiésemos querido, hemos podido descubrir algunas cosas sobre ella.

Ahora ya sabemos que la corrupción élfica consta de tres niveles o estados claramente diferenciados.

El primer nivel es el de la corrupción mental. En este estado los pensamientos del individuo se corrompen de tal forma que conceptos olvidados por los nuestros como el asesinato, el crimen, el engaño o la tortura pasan a un primer y delicioso plano. Este estado es difícil de detectar ya que no existen signos externos que lo indiquen, los individuos afectados siguen realizando una vida en apariencia normal hasta que simplemente desaparecen. Aunque sería más correcto decir que van a reunirse con el resto de los suyos.

El segundo nivel es el de la corrupción física. Es horrible comprobar los estragos que la corrupción causa en los cuerpos de los caídos, pero para ellos es un paso más para llegar a la perfección que tanto proclaman. No es extraño encontrar a sujetos con nuevas y deformes extremidades, todas orientadas a un mayor sufrimiento de las posibles víctimas. Manos con dedos semejantes a cuchillas, huesos afilados y astillados que surgen en desorden por el torso o la espalda del individuo o mandíbulas con dientes semejantes a cuchillas que pueden destrozarte el cuello si te alcanzan (por desgracia se ha podido comprobar este hecho). En otras ocasiones la corrupción se refleja por un cambio en el color o en la tersura de la piel, con la aparición de pústulas y llagas de colores terriblemente desagradables. Por último hay otros casos en que ciertas capacidades físicas también son deformadas como la fuerza o la velocidad, pudiendo causar auténticos estragos en el campo de batalla.

El tercer y último nivel es el de la corrupción final. Sobre este nivel… las deformidades tan blasfemas que hemos llegado a ver… pensar que en una época fueron como nosotros…
No se ha intentado estudiar a ninguno de estos… estas cosas… se ha decidido el exterminio inmediato de cualquiera de ellos que sea localizado, sin importar las bajas propias. No fue necesario ningún consenso para llegar a esta solución.
Gracias a todos los dioses de este u otro mundo este último grado representa una ínfima cantidad del total. Pero eso ya es suficiente para hacer tambalear nuestra cordura.

Nuestras bajas han sido tan devastadoras que nuestra raza ve en peligro su misma existencia. Toda nuestra raza, tanto elfos como drows. Tenemos noticias de que las bajas de nuestro enemigo adquieren también medidas catastróficas, pero no parece detenerlos en absoluto. Esto ha provocado una situación que parecía imposible aunque hubiesen pasado miles y miles de años, por mucho que nuestro mundo hubiese cambiado y mutado.
Elfos y Drows nos hemos unido en una última alianza.

El empuje de nuestro común enemigo nos ha llevado hasta los límites de nuestras más alejadas tierras, a las zonas desde donde nuestros más antiguos ancestros decidieron avanzar y descubrir el desconocido mundo que se abría ante ellos. Quizá la rueda complete su giro, quizá el lugar elegido para nuestro final sea el mismo que marcó nuestro comienzo.
Gracias al sacrificio y la abnegación de tantos de los nuestros hemos conseguido realizar un repliegue ordenado, salvando todo aquello que hemos podido salvar. Demasiado poco para nuestra desgracia, que lástima que nuestra ancestral división haya retrasado tanto lo que debería haberse hecho hace tanto tiempo. Fue el miedo y la desconfianza lo que nos impulso a no realizar un frente común, incluso cuando ambos bandos conocíamos los problemas del otro. Incluso cuando supimos que el enemigo era el mismo.
Es curioso que la corrupción solo afecte a los elfos y no a los drows. La única explicación que hemos podido perfilar sobre este hecho es que la oscuridad inherente a los drows no permite que estos se corrompan. No puede mancharse lo que ya está manchado.
Hasta ahora el equilibrio había sido perfecto, elfos y drows, dos caras de una misma moneda, dos platillos de la misma balanza. No ha habido guerras entre nosotros desde los negros tiempos de La División. Han surgido pequeños enfrentamientos fronterizos de no demasiada importancia, ambos bandos conocíamos las implicaciones de embarcarnos en una guerra a gran escala, ante tamaña igualdad los resultados serían desastrosos para todos.

Los elfos corruptos han destrozado ese equilibrio. Su intención es convertirse en los únicos representes de la raza élfica en este mundo, ya que siguen considerándose parte de ella. Lo que van a conseguir es que todos desaparezcamos en esa roja marea. Absolutamente todos.

Nuestra retirada ha llegado a su fin. Hay un punto en el que ya no se puede seguir huyendo y nosotros lo hemos alcanzado. Hasta ahora nos han derrotado en todos los frentes, no importa que la batalla haya sido de día o de noche, en campo o ciudad, en valle o en montaña. El resultado siempre ha sido el mismo: una total destrucción a sangre y fuego.
Pero ahora, al final de todo, las cosas van a cambiar. Deben cambiar. Hemos reunido todo lo que nos queda, tanto civiles como soldados en una última peregrinación al lugar donde se decidirá el resultado de esta guerra de exterminio. Nuestros exploradores nos han informado de que el enemigo ha reunido también todo lo que le queda para dar el último golpe que le de la victoria final. Hemos llegado a un punto tan extremo que ambos bandos van a ponerlo todo en este último combate, aquí se decidirá todo.
La última batalla se desarrollará en la fortaleza de Yxhannar, la de las murallas infranqueables.
¡¡Esa mirada no es la de Fly, sino la de Barán!!¡¡Es la mirada de un asesino...!!
¡¡¿Acaso ahora Fly... es perfecto?!!
Avatar de Usuario
Kwisatz Haderach
Nuevo por aquí
 
Mensajes: 1
Registrado: Dom Sep 28, 2008 9:15 pm
Ubicación: Castellón de la Plana

Re: La Caída de Yxhannar

Notapor Nahia » Mar Dic 15, 2009 1:33 am

Interesante la historia 8)
"El valor de una persona no se mide por las veces en que lo derriban, sino por las veces en que se levanta y sigue hacia adelante"

http://www.tagoria.com/?ref=173418-1ESTG
Avatar de Usuario
Nahia
Aprendiz
Aprendiz
 
Mensajes: 17
Registrado: Mié Nov 25, 2009 2:43 pm

Re: La Caída de Yxhannar

Notapor Alkia » Dom Dic 20, 2009 8:39 pm

A mí me gusta mucho!!! Menos vaguerío y a seguír con la historia :bounce:
Un helado saludo.
Nos leemos.
YA PASÓ LA HORA DE LAS LÁGRIMAS, LLEGÓ LA HORA DE LA VENGANZA.- MARÍA, REINA DE ESCOCIA
Avatar de Usuario
Alkia
Ibtahán
Ibtahán
 
Mensajes: 194
Registrado: Mar Ago 14, 2007 11:28 am
Ubicación: Zizurkil City


Volver a Relatos

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

cron