(Primer)-|-CeRTaMeN PoR La EsPaDa De FueGo-|-

seccion de rol, aquí se pueden realizar partidas de rol entre los internautas.

Moderadores: takelu, Alier-mim, Umli

Notapor Tah-Drake » Lun Ene 01, 2007 12:25 am

-Noche 5 y Día 6-

Una densa oscuridad lo cubria todo. Abadón se encontraba atado con una inextricable hilera de esa materia.
De repente 3 ojos le iluminan con haces rojizos.
-Hoy seras un Décimo, estoy deseando ver tu poder. Se cumplira la "Jauka de los Décimo".-Abadón cambia su rostros siempre hilarante por un gesto de desconocimiento.
-Si, tu abuelo fue el primero, Máximo Décimo. Luego tu padre, Drake. Y el séptimo eres tú.
Antes de ti han habido cuatro hijos, cuatro hermano: Luzbel. Valek, Alexainder y Sepulcro.
Los dos primeros fueron asesinados por Sepulcro. Alexainder fue asesinado por el "alma" de tu padre. Y Sepulcro...murio cuando yo sali de su cuerpo.
-Fuistes tú...
-Si, el espíritu que se alberga en el interior de tu padre, y que por descendencia, a ti también. Y tu seras más fuerte, podrás usar mi poder con una mayor amplitud, sin riesgo a que mueras.
Y aunque me odies, yo estaré siempre contigo, hasta que mueras...
-No te odio, no conocí a mis hermanos. Ni esa faceta de mi padre.-La serenidad de Abadón le silencia un instante.
-Loz (El nombre de Abadón)...¿sabes qué singifica "Abadón"?, es hebréo y significa "Destrucción". Porque ese es tú futuro.
-Callate, me aburres. Yo haré lo que me plazca.
La voz dejó de sonar, o si sonaba lo hacía de forma inteligible.


Abadón abre los ojos, y el encapuchado pese a tener un ojo tuerto. Cae al suelo llevandose las manos a la cabeza.
-¡Cierra los ojos!
El Décimo, cerró los ojos. Viendo através de los párpados. Con un tono carmesí.
-Ya has ascendido...y controlas el poder de "Él"..., debo marcharme. Ya hice mi trabaj y cuidé de ti durante tu sueño.
-¿Cuanto he dormido?
-Una noche y un día, y te recomiendo que descanses esta noche también..., mañana podrás continuar tú camino. Porcierto, mirate en algún sitio...

El encapuchado se esfumo con un parpadeo de su figura. Tenía que avisar a Drake de lo sucedido.

Abadón se acerca al Terón que estaba dormido y a Zior, que cuando abrió los ojos se asusto.
-Tranquilo, soy yo, Abadón.
Al parecer, el cuerpo de Abadón había cambiado. Su cabello era ahora blanquecino y su fisonomía algo más fibrosa.



NB: Mi último mensaje, haciendo gala del cúpulo de tres xDxD. Siempre apurando...si esque como soy.
Bueno que sigo en el mismo sitio que puse en el mapa anterior.
Espero haberme expresado bien, pese a estas prisas pro-fiesta de noche vieja xDxD
Que tengáis un mejor año en el 2007, yo hasta el Sábado 6 no volveré.
Ah, y que esta "acensión" mp cause mucho revuelo. Es historia de otro rol que yo hago, por eso lo cuento. Pero no usare "supoderpoderes". ;)
Adjuntos
_Abadón_.jpg
_Abadón_.jpg (23.95 KiB) Visto 1502 veces
"Fuerza y Honor"
Imagen
Avatar de Usuario
Tah-Drake
Gran Maestre
Gran Maestre
 
Mensajes: 1214
Registrado: Mar Jun 21, 2005 9:44 pm
Ubicación: Ancelot&Draconia

Notapor Anonymous » Lun Ene 01, 2007 2:01 am

Día 6
Eissel



Gracias a algunos contactos, Eissel había descubierto que otro Tahedorán había comprado un terón en Narak, que podría ser o Hamamichi, o Abadón; los otros estaban demasiado lejos, o simplemente no les venía de paso. Quizas su tío pudiese encontrarles alguno en Malib puesto que toda su família se había dedicado al comercio, podría sacar provecho a ese partido...y de paso hacer un recado atrasado... su tío vivía cerca de una gran construcción, parecida a una piramide, que servía de palacio a la actual gobernante, "La Divina" Samikir... odiaba la nobleza -son muchos, pero sirven para bién poco- solía decir a sus espaldas. Les recibió la ama de llaves, una mujer esvelta, morena, y de ojos almendrados, era bella; pero ahora no estaban para eso, le dejó pasar, pero solo a él, el resto se quedó fuera. Su pariente le recibió en una cálida bienvenida, largo rato hablaron sobre el camino que habían tomado sus vidas, el negocio de su tío había mejorado notablemente tras la "misteriosa muerte" de su competencia, al fin Eissel fue al grano:
-¿Sabes donde puedo conseguir un terón?, me hace mucha falta.
-Te puedo conseguir uno, pero por ser mi sobrino no te excluiré del pago, unos 300 imbriales puede costarte, y adivino que no tienes tanto...
-No, lo dudo mucho, pero entre tu competencia se incluia...¿¡Tu mtaste a mis padres, verdad!? Aunque fuesen de la família seguían siendo tu competencia...
Al instante cuerpo y cabeza cayeron al suelo, cogió un dardo somnífero y en cuando la ama de llaves le salió al paso, se lo clavó al cuello, podría pasarse todo el día bajo los efectos del veneno, se dirigió a la habitación de su tío, buscó y encontró un baul, y de allí (tras forzar la cerradura) extrajo unos 500 imbriales, acto seguido cogió un anillo y un collar y se largó a la posada, si tenía suerte al día siguiente podrían estar volando (con dos terones) sobre Abinia.
Anonymous
 

Notapor Chirian » Lun Ene 01, 2007 8:07 pm

Cirhian
Día 5


El grupo de guerreros se hallaba viajando por la Ruta de la Seda, en dirección a Malib.
Ya no cantaban ni se explicaban historias. Los ánimos estaban caídos, aunque se acercaban a una de las ciudades más bellas del mundo y el paisaje a su alrededor era hermoso. Cabalgaron durante varias horas al trote, pues los caballos estaban preparados para aguantar mucho.
Al atardecer, pasaron al lado de una cordillera llamada El Aural, de un color rojizo y arenoso. Eissel les explicó la historia del lugar, y todos quedaron sorprendidos por lo codiciosos que pueden llegar a ser los hombres.
Pernoctaron en una aldea mugrienta y sucia, en una posada llena de suciedad.
Adjuntos
mapa_rol_espada_de_fuego_150_146_115_543_642_132.jpg
mapa_rol_espada_de_fuego_150_146_115_543_642_132.jpg (155.86 KiB) Visto 1480 veces
El honor y la gloria pueden ser restituidos. La vida no.
¿Que eligirias salvar? ¿Tu honor y tu gloria, o tu vida?
Avatar de Usuario
Chirian
Tahedorán
Tahedorán
 
Mensajes: 381
Registrado: Jue Ago 24, 2006 6:19 pm
Ubicación: Malirie

Notapor Chirian » Lun Ene 01, 2007 9:11 pm

Cirhian
Día 6


-¡¿Es que te has vuelto loco?! ¿Cómo voy a conseguir un Terón? ¿De dónde saco el dinero?
Cirhian y Eissel estaban discutiendo en la puerta de Manígulat, Malib.
-Vaja la voz, ¿quieres? O todo el mundo de aquí a Koras te oirá.- Dijo el Malibí.
Cirhian levantó la cabeza y observó que todo el mundo les estaba mirando. Enojado, murmuró en Ainari:
-Ya, pero en esta maldita ciudad no hay un solo Terón, ya oíste al funcionario. Y si lo hubiera, ¿te piensas que me lo darían así porqué sí? No tengo dinero suficiente.
-Pues pídele ayuda a tu tío Narsel, idiota. Es él quien tiene el dinero, ¿no?
Cirhian miró a Eissel con los ojos entrecerrados. Sus ojos claros despedían frío. La gente del alrededor tiritó de frío. Sólo duró un instante, tan breve que todos pensaron que había sido una ilusión.
El Ritión alargó el brazo a toda velocidad. Parecía que le iba a pegar un puñetazo en la nariz, pero en el último momento lo desvió y le pasó el brazo por los hombros. Juntos, entraron de nuevo en la ciudad y buscaron una posada, riendo animados. Nadie se dió cuenta de la extraña conversación que estaban teniendo en esos momentos.

Después de almorzar, el grupo se separaró. Eissel se fue al Oeste con la mitad de la escolta, siguiendo el plan que habían trazado ellos dos. Cirhian, con el Ibtahan Trisio, dos Ainari, un Ritión y el Pashkiri, emprendieron camino hacia el Este, a las montañas de Atagaria.
Sólo Cirhian sabía adonde se dirigian. Esa mañana había recibido uno de sus fogonazos reveladores, que le había indicado adónde ir...
Última edición por Chirian el Mié Ene 03, 2007 1:53 pm, editado 2 veces en total
Avatar de Usuario
Chirian
Tahedorán
Tahedorán
 
Mensajes: 381
Registrado: Jue Ago 24, 2006 6:19 pm
Ubicación: Malirie

Notapor Anonymous » Mar Ene 02, 2007 12:55 am

Día 7
Eissel


-Joder, que mala suerte, ni un puto terón, y ahora estos 600 imbriales "prestados" serán blanco fácil de ladrones.-dijo mirando con codicia una pequeña bolsa.
Si seguian esa velocidad al anochecer llegarian al primer golfo desde el este del mar de Ritión, los Ibtahanes que le seguían eran los más diestros con el arco, los de Chirian los más diestros con la espada. Una gran llanura se extendia hacia el sur y hacia el este, ellos se dirijian hacia el oeste, cuando llegaron a la costa, en una pequeña aldea de pescadores, ya había anochecido, allí contrataron a un mago de los vientos y prosiguieron hacia el oeste, cuando los primeros rayos de Taniar se mostraron sobre el horizonte, una gran ave de desmesuradas proporciones se vislumbró en el cielo.
Última edición por Anonymous el Mar Ene 09, 2007 7:55 pm, editado 1 vez en total
Anonymous
 

Notapor takelu » Mar Ene 02, 2007 9:18 am

PARA ARTIZA:

Un viejo de mirada libidinosa, vestido con túnica, se fijó en Artiza cuando entró en la taberna. El aspecto de la mujer no le arredró lo más mínimo. Esa noche dormiría caliente, hacía ya muchas lunas que no mojaba y el desazón le carcomía por dentro. Se acercó sisimuladamente a la mesa donde se encontraba la guerrera y vertió en su copa unos polvos muy especiales...

Pasó una hora hasta que la mujer se durmió. "Uhmmm, encima es muy resistente..." pensó el viejo. La cargó sobre los hombros y la subió a sus habitaciones. Allí la dejó caer pesadamente sobre la cama. La mujer ni pestañeo...
Imagen
Avatar de Usuario
takelu
Yugaroi(Administrador)
 
Mensajes: 1782
Registrado: Mar May 10, 2005 10:42 pm
Ubicación: Pinto (Madrid)

Notapor takelu » Mar Ene 02, 2007 11:31 pm

PARA TODOS LOS PARTICIPANTES EN EL CERTAMEN.

Una voz profunda resuena en las mentes de todos los participante:

Recordar la historia del joven Junio y su maestro Fenrí..

"El joven al salir de la taberna situada en Feryí le preguntó a su maestro:
¿Maestro y a donde iremos ahora?

El maestro contestó:

¿Al Sur?,¿Son los Tándri de piel clara?
¿Al Este ?, ¿A caso los Khrumi tienen morada fija?
¿Al Norte? ¿Te puedes pinchar con la Kisha?
¿Al Oeste? ¿ Son los Glabros amantes de la misericordia? "

Imagen
Avatar de Usuario
takelu
Yugaroi(Administrador)
 
Mensajes: 1782
Registrado: Mar May 10, 2005 10:42 pm
Ubicación: Pinto (Madrid)

Notapor takelu » Mié Ene 03, 2007 4:50 pm

PARA CIRHIAN:

Los miembros del grupo se detuvieron repentinamente. El estruendo de decenas de caballos llegaba de todas partes y ninguna. Miraron al Norte y quedaron paralizados muy cerca de ellos un grupo muy numeroso de jinetes se dirigía hacia ellos bajando de las montañas, llegando ya a la llanura y a punto de alcanzarlos. Se dieron cuenta de que eran unas doscientas amazonas desnudas, gritando como posesas....
Imagen
Avatar de Usuario
takelu
Yugaroi(Administrador)
 
Mensajes: 1782
Registrado: Mar May 10, 2005 10:42 pm
Ubicación: Pinto (Madrid)

Notapor Tah-Drake » Vie Ene 05, 2007 1:24 am

-Día 7-
Loz "Abadón"


Sobre la segura ruta de la seda, y más teniendo a favor al clan Bazu que allí predomina, el terón, Zior y Abadón, viajan hacia la llanura de Abinia.
¿Quién le iba ha decir al joven Tahedorán, que aquella mujer que salvo pertenecía a los Bazu? Suerte o no, aquello les hizo acelerár el transcurso de su recorrido, dejando tras de si la inmensa figura de los montes Crisios.

Este largo trayecto, les había costado un día completo. En el que Zior mantuvo su boca cerrada, no solo por su mordazo, si no también por el temor que ahora le impartía Abadón. Ahora parecía contener una maliciosa esencia, pese a su eterna sonrisa.
Adjuntos
mapa_rol_espada_de_fuego_150_146_115_543_642_132_177.jpg
mapa_rol_espada_de_fuego_150_146_115_543_642_132_177.jpg (156.03 KiB) Visto 1423 veces
"Fuerza y Honor"
Imagen
Avatar de Usuario
Tah-Drake
Gran Maestre
Gran Maestre
 
Mensajes: 1214
Registrado: Mar Jun 21, 2005 9:44 pm
Ubicación: Ancelot&Draconia

Notapor Chirian » Dom Ene 07, 2007 6:50 pm

Dia 7 Cirhian.

Cirhian y los Ibtahanes frenaron los caballos de golpe.
-¿Que es eso?
-Parecen... unos doscientos o más jinetes.
-O me lo parece o esos són...
-¡Són Atagairas! ¡Nos van a destrozar!
-¡Media vuelta, rápido! ¡Vamos!- ordenó Cirhian.
Se lanzaron al galope en dirección a Malib. Allí las Atagairas no les perseguirian. Tenían un par de caballos de repuesto, pero no aguantarían la huida.
-¡Nos van a alcanzar!
Siguieron huyendo a toda velocidad. Las monturas empezaban a sacar espuma, y las amazonas les iban ganando terreno.
Las flechas silbaban por todos lados. Los caballos de repuesto cayeron con varios virotes clavados.
Los otros equinos pronto fueron abatidos por las Atagairas. Los jinetes salieron despedidos. Las guerreras frenaron la marcha y guardaron los arcos. Cirhian se puso en pie. Mierda, me he torcido el tobillo, pensó. Desenvainó su espada, y se acercó cojeando a las amazonas. Los otros le siguieron, cojeando también. Las guerreras rieron con ganas. Las capas les cubrían enteras, y habían sacado unas largas lanzas. Se habían parado en seco, y una mujer se había bajado del caballo. Los hombres se detuvieron, y la miraron con curiosidad. Ya pensaban que habrían de batirse contra todo el ejército. Si previo aviso, las jinetes galoparon hacia los guerreros, abriendose a diez metros de ellos para formar un círculo. Los acabaron de rodear, y bajaron las lanzas. Por puro instinto, los escoltas y Cirhian se pusieron espalda contra espalda. Las mujeres bajaron las lanzas, apuntandoles por todos lados. La Atagaira que había descabalgado llegó al grupo, y las otras les dejaron paso. Seguramente sería la jefa. Se plantó delante de los guerreros, y les comunicó en Nestia:
-Dejad las armas, extranjeros. Acabais de ser apresados por las Atagairas. No nos obligueis a mataros.
Todos dejaron caer las armas lentamente al suelo. Se formó un pequeño montón de espadas, dagas, arcos, cuchillos, estrellas de metal, cerbatanas, flechas... La mayor parte de los pertrechos eran de Cirhian, que como por descuido, levantó los brazos, de forma que se le vieron claramente las nueve estrías de su brazalete. Los Ibtahanes hicieron los mismo.
-Soy tah-Cirhian, Tahedorán de nueve marcas, y estos són Misos, Kos, Romhblad, Irha y Jayir, mis guardaespaldas. Estais en nuestro camino por Zemal. -dijo, en Nestia.
-Ahora sois nuestros prisioneros. Os llevaremos con nosotras, lo querais o no -dijo con un vago tono de amenaza.- ¡Linba, ponles los grilletes!
Una mujer se apresuró a cumplir la orden. Esposó a los Ibtahanes, y cuando se los iba a poner a Cirhian, retrocedió con un esto de horror en la cara.
-No te atrevas a tocarme, mujer -susurró.
A pesar de haberlo dicho en un tono tan bajo, todos los presentes le oyeron perfectamente. Pero nadie reparó en ello. Todos tenían la mirada fija en sus ojos. Resplandecían exrañamente, pero no era eso lo que les tenía encantados. Durante un instante, en cada uno de sus ojos se habían visto dos escalofriantes pupilas. Sólo duró un instante. La mayoría pensó que había sido una ilusión óptica.
-¿Quien te crees que eres, para amenazar a una de mis subordinadas?
-dijo la jefa del escuadrón, ya recuperada del extraño suceso.
Cuando aún no había acabado la frase, las ropas de Cirhian empezaron a ondear, aunque no hacía ni pizca de viento.
-Soy tah Cirhian, tahedorán de noveno grado -dijo en un perfecto Atagairo- Hijo de Yiama, sargento de las Teburashi, y el elegido de Taniar. Más te vale obedecerme, mujer, si no quieres que la diosa se enfade contigo.
Nadie habló en unos minutos. Ni siquiera se oyó relinchar a los más de doscientos caballos.
-¿Como puede ser un hombre extranjero como tu hijo de una Atagaira? ¿Y cómo puedes siquiera pensar en ser el elgido de Taniar?
-Llévame con tu reina. Mi madre confirmará lo que digo.
La mujer se lo estuvo pensando. Al final, dijo:
-Te llevaré ante ella, hombre, solo para ver cómo ella misma te corta la cabeza.
Y así emprendieron el viaje. Habían tenido suerte. Pero Cirhian confiaba en su diosa. Hasta ahora todo había ido tal y como estaba planeado...
El honor y la gloria pueden ser restituidos. La vida no.
¿Que eligirias salvar? ¿Tu honor y tu gloria, o tu vida?
Avatar de Usuario
Chirian
Tahedorán
Tahedorán
 
Mensajes: 381
Registrado: Jue Ago 24, 2006 6:19 pm
Ubicación: Malirie

Notapor Artizarra » Dom Ene 07, 2007 10:50 pm

Día 7
Artiza


Sentía frío sobre su cuerpo, se habría dormido directamente sobre la cama puede que con la ventana abierta y sin taparse con nada. Pero no recordó haberlo hecho. Unas manos frías recorrían su cuerpo denudo. Aquello no encajaba. Intentó moverse, pero sentía el cuerpo muy pesado, alguien la había drogado. Pensaba partir en rodajas al cerdo que estaba tocándola. Abrió los ojos y vió a un viejo medio desnudo comiéndosela con la mirada.
Aquel cabrón iba a morir muy lentamente...
sus miradas se cruzaron, aquel viejo se rió con lascivia, creería que lo que fuera que le había dado seguí haciéndole efecto y que no podría moverse. En seguida se daría cuenta del error que había cometido, era imposible que no hubiera visto el brazalete con las nueve marcas.
Le dió una patada y lo tiró de la cama, había visto su ropa y pertenencías en una esquina de la habitación. Se acercó para coger su espada y volvió donde estaba el viejo sentado en el suelo tamblando, demasiado tarde, pero se había dado cuenta del error que había cometido.
-¿Qu...que vas a hacerme?
-Algo peor de lo que tú ibas a hacerme a mí, primero voy a quitarte eso que tienes entre las piernas para que no vuelvas a molestar a nadie.
Lo cortó poco a poco, haciendo varios cortes vada vez más profundos y disfrutando de los gritos de dolor del viejo. Alguine toco la puertaantes de que hubiera terminado de cercenarlo, sería el posadero. Se acercó y la abrió. Efectivamente era el posadero.
-¿Que esta pasando aquí?. Han venido varios hombres quejandose de que...-se calló al ver los ojos de Artiza, desprendían odio, muerte. Aquello bastó para que se fuera y no volviera a molestarlos. Cerró la puerta y se volvió al viejo.
-Vamos a terminar rápido.
Terminaría lo empezado con la mano, lo agarró y tiró con fuerza. Sentía como la carne se iba desgarrando y la sangre la acariciaba. Cuanto tiempo que no mataba a alguien por odio y lo disfrutaba. El hombre cayó inconsciente. Ya no tenía gracia seguir mutilandolo si él no sentía nada. Le hundió la espada en el pecho.
Estaba llena de sangre, se lavó y se vistió. Se tumbó en la cama para dormir un poco. Al poco escuchó el segundo acertijo que la acercaría a Zemal.
Última edición por Artizarra el Sab Ene 13, 2007 4:46 pm, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
Artizarra
Aspirante
Aspirante
 
Mensajes: 88
Registrado: Jue Abr 07, 2005 8:44 pm
Ubicación: Gabaren iluntasunean

Notapor Anonymous » Mar Ene 09, 2007 8:11 pm

Día 8
Eissel



Ahora se tenía que dirijir al norte, lo haría más rápido si lo hacía por mar, y con tanto dinero se podía pagar un buen viaje. Así que eso fue lo primero que hizo, aunque tenía sueño ya dormirá a bordo de una nave. Cuando volvieron a ver el mar ya había amanecido, en un pueblo naval dedicado casi por exclusivo a la construcción de vajeles cojerían su transporte, pagó el viaje hacia Feohyr, otro pueblo costero al este de los montes de Rimom, donde havía parado a repostar en muchos de sus anteriores viajes por Ritión. Al mediodía, cuando el sol alcanzó su cenit, partieron hacia el norte. Al anochecer entraron en el gran golfo norte de Ritión.
Anonymous
 

Notapor Anonymous » Jue Ene 11, 2007 9:56 pm

......(lo siento, no lo puedo borrar).....
Última edición por Anonymous el Dom Ene 14, 2007 11:07 am, editado 1 vez en total
Anonymous
 

Notapor takelu » Vie Ene 12, 2007 12:07 am

PARA HANAMICHI.

Hanamichi despertó con un terrible dolor de cabeza. Se palpó la sien derecha y descubrió que alguien se la había vendado. Recordó que la última noche había bebido demasiado para ahogar sus penas. Vagar a solas por un bosque no era su concepto de aventura interesante. Seguramente tropezó con una raíz y se golpeó fuertemente la cabeza.
Se incorporó y observó el lugar en el que se encontraba. Estaba en una especie de cabaña llena de cachivaches y trastos. Perolas de todo tipo se amontonaban en las paredes, varios gatos disechados colgaban del techo y un holor nauseabundo salía de una gran cazuela que burbujeaba lentamente. Un escalofrio recorrió su espalda. Seguro que había caido en manos de alguna de las brujas que abundaban en los bosques.
De repente se dió cuenta de que había alguien más en la cabaña. Una figura rechoncha se recostaba sobre una silla, era una vieja, tenía la cabeza caída sobre el pecho.
Hanamichi se vistió, sus cosas estaban pulcramente colocadas en una silla al lado de la cama y se acercó para ver mejor a la mujer. Hanamichi alargó la mano para despertar a la anciana y darle las gracias. De repente la mujer levantó la cabeza, abrió los ojos y..., ¡chilló!, chilló con todas sus fuerzas. Hanamichi comenzó también a gritar, pero de asco, aquella vieja era lo más feo que había visto en su vida. Dió media vuelta, abrió la puerta de la cabaña y corrió como alma que lleva el diablo, corrió y corrió y no paró de correr hasta que creyó que le iba a estallar el corazón.
Más adelante descubriría que había estado tres días inconsciente en la cabaña de la bruja.
Imagen
Avatar de Usuario
takelu
Yugaroi(Administrador)
 
Mensajes: 1782
Registrado: Mar May 10, 2005 10:42 pm
Ubicación: Pinto (Madrid)

Notapor Anonymous » Vie Ene 12, 2007 4:27 pm

Día 9
Eissel


Norte del gran golfo norte del mar de Ritión.


Al parecer el viento les había afavorecido por la noche, ahora ya estaban cerca de tierra firme, Eissel había dormido mucho, pero sus camaradas aún no se habían despertado, acababa de amanecer, de hecho, nisiquiera hacía calor. Al mediodía, tras ganar algún imbrial en viciosos juegos de dados, alcanzaron la costa al este de un pequeño cabo, una vez uvieron descargado se dirigieron al establo, donde compraron cavallos para aligerar la marcha. Comieron en el pueblo, Feohyr no era un encanto de pueblo, pero sus vistas lo compensaban. El día era claro y no habá indicio de calor. Al galope tendido se dirigieron al este. Medio día al este del mar del mar de Ritión, al sureste de Malart.
Anonymous
 

AnteriorSiguiente

Volver a Rol

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron